Huertos Escolares

Huertos EscolaresDentro del Programa Huerta las Moreras queda ubicado el Proyecto “Huertos Escolares”, el cual tiene su origen en el año 1991 gracias a la colaboración de las AMPAS de los distintos colegios de la zona y la Asociación Comité Pro-Parque Educativo Miraflores.

Su intención es recuperar la tradición agrícola de la zona, combinándolo con un proyecto de Educación Medioambiental, que complemente la educación recibida en los centros escolares, usando el huerto como recurso educativo y participativo.

Para justificar un proyecto que gira en torno a un elemento como es el “huerto”, empezaremos diciendo que esta Programación contempla el huerto escolar como eje motivador de toda la actividad desarrollada en ella:

Por una parte, tenemos que el huerto se puede tomar claramente como recurso para desarrollar procesos de Educación Medioambiental, ya que implica características muy significativas de ésta, entendida desde los tres medios en que se mueve: natural, urbano y social.

En este sentido, el huerto puede enfocarse desde distintos puntos de vista para conocer distintas especies vegetales y animales, distintos tipos de cultivos, así como, para entender la transformación del paisaje, el uso del medio, las relaciones de las personas y la naturaleza, el modo en que podemos actuar sobre ella como sujetos activos que somos y en definitiva, comprender el medio para intervenir sobre él, formulando hipótesis y tomando decisiones en un ambiente de comunicación y cooperación.

Con este proyecto contribuimos a la adopción de actitudes críticas y positivas ante problemas ambientales, sociales y culturales así como la adquisición de conocimientos y capacidades para la conservación y mejora del medio, el respeto a la naturaleza y a la participación en el uso consciente de los recursos que nos ofrece la ciudad.

Por otra parte, sabemos que los objetivos de la etapa de Educación Primaria, a la cual pertenecen los niños y niñas a los que va dirigido este proyecto, están definidos en términos de desarrollo de capacidades, tanto de tipo motor, cognitivo y de equilibrio personal, como de relaciones interpersonales  y sociales, de modo que el Proyecto de Huertos Escolares supone un marco muy adecuado para lograr estos objetivos, por la relación que guarda con ellos.

El carácter de Educación Medioambiental que adquiere nuestro proyecto, hace evidente que de todas las áreas de Educación Primaria, la de Conocimiento del Medio, sea la que, por sus contenidos, se aproxima de forma más directa, de ahí que nuestros objetivos estén íntimamente relacionados con esta área.

Todo lo de  antes, justifica que podamos ofrecer, de forma particular, la experiencia del trabajo en el huerto y de forma general, el espacio del Parque Miraflores, como lugar de investigación y de aplicación de los conocimientos adquiridos en los centros escolares, presentándose como una oportunidad única e imprescindible fuera del aula, contribuyendo así a un desarrollo integral tanto personal como social, de los niños y niñas de los barrios de la zona.

 PARTICIPANTES.

Como en cualquier proyecto educativo, los protagonistas son las personas que participan en él, ya que van a ser ellas las que a través de sus actuaciones, de sus manifestaciones, sugerencias, etc, van a ir dando indicaciones sobre la eficacia y la buena marcha del proyecto para lo que es necesario hacer evaluaciones a lo largo del curso, haciendo reflexionar a todas las partes implicadas y actuar en consecuencia.

En primer lugar tenemos que los participantes más activos del proyecto, y los que justifican su existencia, son los niños y niñas de 5º curso de Primaria pertenecientes a 11 colegios de la zona que en este momento son: CP Mariana de Pineda, C.P. Alfonso Grosso, C.P. Manuel Siurot, C.P. Pablo Picasso, C.P. Hermanos Machado, C.P. Juan de Mairena, C.P. Sánchez Mejías, C.P. Adriano, C.P. Teodosio, C.P. Pino Flores y C.P. María Zambrano, los cuales pueden verse aumentados.

Gracias a la participación activa de estos centros y de sus escolares,  conseguimos desde nuestra actuación proporcionarles una experiencia educativa única fuera del aula, que complementa la Educación Formal, dando respuesta a la necesidad de participar de una Educación Medioambiental, facilitando su incorporación a los centros.

 Se pretende de este modo, trabajar con los niños y niñas, sobre todo el conocimiento y actuación que pueden tener en su entorno más inmediato a través de la toma de conciencia del estado de sus barrios, del parque, etc. así como, una mejora en la calidad de vida incidiendo en una alimentación más sana, aprovechamiento del tiempo libre, respeto por el medio, consiguiendo a la vez un desarrollo personal y social de los niños y niñas.

En segundo lugar tenemos una parte importante en este proyecto, sobre  todo por su presencia desde el origen, como son las AMPAs.

 Fueron estas asociaciones, junto al Comité Pro-Parque Educativo Miraflores, las que al detectar la necesidad de completar la educación recibida por sus hijos en los centros escolares, presentaron como alternativa el aprovechamiento de los espacios del Parque Miraflores como recurso educativo, cultural y medioambiental.

Tal ha sido su implicación y relevancia desde el principio como parte integrante de este proyecto, que se ha convertido en figura fundamental a la hora de contribuir a definir criterios y líneas de actuación, dejando a un lado la postura de la intervención puntual para darle paso a la participación y colaboración continua.

Por otro lado, tenemos al profesorado de los centros, con los cuales se pretende crear un vínculo donde los aspectos que nos unan sean  los objetivos comunes que existan entre el Proyecto de Huertos Escolares y sus planteamientos educativos.

La vía que consideramos más oportuna es ofrecerles el Parque Miraflores como un espacio de investigación y aplicación de los conocimientos adquiridos en las aulas.

 En cuanto a los tutores-hortelanos se pretende con ellos y ellas establecer relaciones con los grupos de niños y niñas de los Huertos Escolares, facilitando la transmisión de conocimientos agrícolas, así como, la implicación y participación de los hortelanos de Huertos de Ocio en este proyecto.  

No debemos olvidar a las familias de los niños y niñas de HHEE, aunque es cierto que si hablamos de familias en general, son las madres las que normalmente colaboran con nosotras, con sus hijos y con el Programa, de modo

que para que esta colaboración se mantenga a lo largo del curso es necesario diseñar un bloque de actividades o talleres en los que ellas se sientan partícipes.

 tríptico HH.EE.2010

        


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s